Entregan premios Fundación Fernandina de Jagua | 5 de Septiembre.
mié. Oct 23rd, 2019

Entregan premios Fundación Fernandina de Jagua

El cuaderno Punto rojo de la joven autora María Karla Águila Díaz (Cienfuegos, 1995) consiguió el Premio El Girasol Sediento que otorga la filial cienfueguera de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) a autores menores de 35 años dentro del concurso Fundación Fernandina de Jagua. Tradicionalmente los resultados se dan a conocer el 22 de abril, fecha fundacional de la colonia, y en esta edición se convocó en el género poesía para adultos y también para niños y jóvenes.

El jurado estuvo compuesto por los escritores Atilio Caballero, Dalila León, Ana Teresa Guillemí y Miguel Pérez Valdés quienes tuvieron a su cargo revisar un total de 40 libros, 19 correspondientes a poesía para adultos y 21 en infantil. Según consta el acta del jurado los acuerdos fueron tomados por unanimidad y decidieron “festejar y aplaudir la consecutividad y vitalidad de este Premio Literario, que cada año convoca a autores de toda la isla en diversos géneros, propiciando un intercambio necesario y enriquecedor”.

El premio en la categoría infantil recayó en la obra Los viajes del señor Flamel que concursó bajo el seudónimo: Flamel y pertenece a Leidy González Amador (Villa Clara, 1988). El jurado coincidió en que este libro es de indudable Poesía, con una variedad estrófica muy bien trabajada, intertextualidad y frescura del lenguaje y utiliza al humor para tratar temas como el amor, desamor y la aventura. Se trata de un cuaderno “orgánico, de agradable lectura, exquisito en fonema y contenido”, concluyeron

El lauro en poesía para adultos lo conquistó Jorge Luis Águila Aparicio (Cienfuegos, 1967) por la obra Terra Nullius que se presentó bajo el seudónimo La Cosa. Se propusieron, además, un total de seis menciones en la categoría infantil, las cuales el jurado propone sean evaluadas para incluirse en el plan editorial de la provincia.

Los ejemplares premiados saldrán a la luz, aproximadamente, en un año, siempre en dependencia de la dinámica natural de las editoriales Mecenas y Reina del Mar, así como la del Centro del Libro. El jurado insistió en apuntar que algunos textos no cumplieron con las expectativas de un concurso de este nivel, pero que la mayoría de los trabajos presentados tenían alta calidad.

Noticias relacionadas
Share
Share