Agustín Lage, Dr. Honoris Causa en Ciencias Biológicas

A propuesta de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana (UH) le fue otorgado a Agustín Lage Dávila, la condición académica de Doctor Honoris Causa en Ciencias Biológicas, en reconocimiento a la obra de la vida.

Como director general del Centro de Inmunología Molecular (1991–2017) Lage Dávila dirigió su actividad científica, fundamentalmente a la inmunología del cáncer, en particular a las vacunas terapéuticas para esta enfermedad y los mecanismos de regulación del sistema inmune.

Considerado uno de los científicos cubanos de mayor prestigio en Cuba y en el mundo, ha defendido el paradigma de convertir el cáncer avanzado en una enfermedad crónica controlable a partir del uso de combinaciones terapéuticas basadas en la comprensión de la inmunidad sistema complejo y como extensión de inmunoterapia a la atención primaria de la salud.

También es autor de más de 130 artículos publicados en revistas científicas internacionales relacionadas con el tratamiento del cáncer, el pensamiento económico socialista y su relación con la ciencia.

Varias han sido las acciones que lo han hecho merecedor de la Condición Honoris Causa, entre ellas ser miembro de diferentes instituciones científicas nacionales e internacionales tales como en el Consejo Científico Superior de la Academia de Ciencias de Cuba y en el Comité Asesor de la Organización Panamericana de la Salud.

“Lo recibo no como premio, sino como herramienta de trabajo, y como fuente de nuevas responsabilidades”, expresó Lage Dávila en sus palabras de agradecimiento.

Según describió el Doctor en Ciencias, la etapa pre-universitaria y la de educación superior le aportó “la comprensión de que cualquiera que fuese la obra profesional o científica que emprendiera, esta era sólo una parte de una obra revolucionaria mayor, que le daba sentido a cualquier esfuerzo”.

En las primeras etapas de su formación como científico diversas actividades le sembraron la confianza en el poder del pensamiento racional y del método científico para entender la realidad y transformarla. Además, ilustraron “que la ciencia no tiene caminos fáciles, y que no existen sustitutos para el compromiso de hacer ‘buena ciencia’. Lleva mucho tiempo de trabajo callado y anónimo, antes de poder decir ‘algo’”.

En el Aula Magna de la UH, lugar donde se reconoció la labor de Agustín Lage Dávila, el doctor compartió con los asistentes lo aprendido durante su trayectoria en la etapa de la Biotecnología.

“Nos hizo entender el concepto de investigación ‘a ciclo completo’, es decir asumiendo las complejidades de llevar el resultado científico hasta la realización productiva y económica.

También durante el acto de reconocimiento, en la mañana del 3 de diciembre, día de la medicina latinoamericana en conmemoración del natalicio del médico cubano Carlos J. Finlay, Agustín Lage habló sobre el futuro.

“Cuando se siembra ciencia en una sociedad no se obtienen solamente nuevos conocimientos o tecnologías, se siembra también una cultura de racionalidad, pensamiento basado en datos, construcción de hipótesis verificables, objetividad, debate, crítica y verificación constante e independiente. Todo lo cual es fuente de ética y valores, y levanta un muro de contención contra la superficialidad, la superstición y la pseudociencia. Todos debemos ser ‘hombres de pensamiento’”, reflexionó.

Subrayó además que asumir las nuevas responsabilidades de la ciencia en Cuba implica “hacer crecer, en capital humano y en infraestructura, nuestro sistema de ciencia, tecnología e innovación y reforzar sus conexiones con la economía, con la educación, con la cultura, y con el mundo, y encontrar con creatividad nuevas formas de financiarlo”.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir