Agenda de una compra pos-tergada

Agenda de una compra pos-tergada

Notas de agenda con la economía como proteína base: ¿cuándo se solucionarán de una vez y por todas los problemas con los terminales de punto de venta? /Foto: José M. Correa (Granma)

Notas de agenda con la economía como proteína base: ¿cuándo se solucionarán de una vez y por todas los problemas con los terminales de punto de venta? /Foto: José M. Correa (Granma)

Pudiera esta calificarse como una fábula de servicios a medias, consumidores molestos o ingresos dejados de captar. Y sí, tiene un poco de todo eso, es una especie de ajiaco periodístico-vivencial (menuda mezcla), notas de agenda con la economía como proteína base.

Me explico mejor: hay en la provincia de Cienfuegos alta demanda de cajeros automáticos, sobre todo durante jornadas matutinas, cuando es casi imposible en la ciudad cabecera retirar efectivo sin vencer una larga fila.

No obstante, sería injusto enjuiciar el fenómeno desde la epidermis. Se debe al incremento en la emisión de tarjetas magnéticas, al sumar en este territorio 100 mil cuentas asociadas a estos dispositivos y a la presencia de solo 11 cajeros en la red sureña de Bancos Populares de Ahorro y 6 en la de Crédito y Comercio (números igualmente ilustrados por nuestro diario).

Así, con frecuencia, el usuario decide marcharse hastiado de la “cola” común. Pero la renuncia a retirar efectivo no necesariamente implica abolir el acto de compra, si tenemos en cuenta los 510 terminales de punto de venta (TPV) o POS, instalados en la provincia de Cienfuegos.

¡Vaya alternativa!, expedita de no ser por los tortuosos caminos atravesados por el POS para conectarse (sea mediante red telefónica, inalámbrica o vía IP), para que la tarjeta “pase” y al fin comprar.

Lea también: Tiendas Caribe, al servicio del pueblo cienfueguero

Y como generalizar deja casi siempre las cosas en terreno de nadie, menciono algunos ejemplos. El 12 de agosto en la mañana una dependienta en la Tienda La Nueva Isla me explicó la inexistencia del servicio, por estar roto el terminal. Días más tarde, el 15, en la Casa Mimbre la conexión y el equipo en cuestión no cruzaron camino, y en busca de reivindicar el intento fue El Encanto la escogida, pero los terminales permanecían apagados…por igual motivo.

Descartados entonces el Cajero y el POS, solo quedó CADECA como tercera opción, al existir allí la posibilidad de extraer efectivo. Pero —exactamente un día después— volvió la “conexión” a hacer de las suyas y la gestión…infructuosa.

Sin embargo, no es la vivencia en sí el motivo de este comentario, ni el mal servicio, ni los desencuentros entre POS y redes telefónicas o IP, o X, Y, Z… sino el impacto en la economía de episodios como este. Se disuelve en minutos la relación ganar-ganar que encierra el adquirir un bien o servicio. Queda el dinero “trabado” en el plástico, inútil, y no precisamente por carencia de infraestructura, pues los más de 500 POS de Cienfuegos existen, son una realidad, están ahí. Pierden incluso efecto las bonificaciones porcentuales emitidas por los bancos cubanos para estimular el uso de tarjetas magnéticas.

Lea también: Dinero plástico, ¿dinero en el aire?

Otras ráfagas de desaliento a la compra baten en tiendas recaudadoras de divisas. Me refiero a la ya repugnante falta de bolsas —digo repugnante porque a estas alturas, tras rallar el tema como un viejo Long Play, no encuentro otro calificativo— apreciable por ejemplo el propio día 15 de agosto en la Tienda El Prado, cuando una clienta abandonó los productos en pleno mostrador, impotente, aún no sé si para ir en busca de envoltorios o de sosiego.

Tampoco ayuda el guardabolsos, inexistente en El Prado, inestable en Imago; dos centros comerciales recién remodelados, donde ya parpadea la variante de resguardar bultos, en franco impedimento para entrar. Cuenta igualmente la queja recibida por esta comentarista, el 16 de agosto a las 12.57 del mediodía, cuando me interpelara un ciudadano para comunicar el cierre del comercio Electrohogar por falta de modelos de garantía.

En esta lista de desafíos para el comercio electrónico, y el tradicional; no solo aparece el consumidor protagonista de escenas recurrentes de insatisfacción, sino también la captación de ingresos con el ceño fruncido. Lo más importante, la mercancía, nos mira sin contratiempos mayores desde los anaqueles. Entonces, ¿debieran subjetividades tales postergar la compra?

Noticias relacionadas
Share

4 comentarios en “Agenda de una compra pos-tergada

  1. En realidad el tema no es el post, la tarjeta, la conexion (q realmente no es muy buena) sino nosotros los “humanos”, el dia q de verdad al “humano” q está al frente de cada tienda le duela q funcione como debe ser, le interese ingresar dinero a las arcas del estado, quizas todo cambie, si el ingreso fuese para las arcas personales, nadie sabe, lo cierto es que hoy el cumplimiento de la entrega de las tarjetas fue cumplido, el uso de las mismas dista mucho de acecarse a satisfacer al cliente.

  2. Hoy no pude utilizar la tarjeta ni en la tienda de la fotografía, ni en la tienda de Artex, en las dos me dijeron que había problemas con la conexión o problemas con el sistema y por supuesto nada de bolsa, contando los centavos para realizar la compra, teniendo dinero en la tarjeta, dos días antes deje de comprar en Eureka – Progreso cubano pues el Pos tenía problemas!!!! Hasta cuándo?!?!

  3. En multiples ocasiones ocurre lo del pos y a veces comprobamos que dicen que no funciona, que no hay red y lo unico que sucede es que tienen ocupado un telefono
    No hay cultura de cobro electronico

  4. Cada uno de nosotros pudiera reseñar sus propias experiencias, pero no se trata de eso. Es importante que se tomen en consideración las quejas y se obre en consecuencia. Por ejemplo, ¿por qué la falta de jabitas en las tiendas si fuera las podemos encontrar en grandes cantidades? Los POS son una tarea permanente, ofrecen facilidades, pero en ocasiones no se pueden aprovechar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share