“!Abrakadabra!…y se hace la magia”

Por Samantha de Zayas Muñoz*

El Teatro Musical está compuesto por varios lenguajes: la música (música instrumental y canto), los visuales (escenografía, maquillaje y en algunos casos recursos de la imagen técnica como cine y video), los corporales (escenificación, movimientos, danza, gestos) y el lenguaje verbal. Cada uno de estos ellos se presenta en total capacidad de significación autónoma. Por esta razón, semióticamente es un arte complejo y comprende variedades de puntos de vista y argumentos.

Este mismo principio se aplica al teatro musical infantil, que ha tenido en Cuba un devenir, y donde nombres como “La Colmenita” resultan muy familiares. Desde el 14 de febrero de 1990, Carlos Alberto Cremata (Tin) fundó esta compañía devenida paradigma para otros proyectos similares en el resto del país. Cienfuegos, como muchas otras provincias cubanas, cuenta con una compañía de teatro infantil con características que la distinguen del resto de las compañías existentes.

Abrakadabra

Fundada el 3 de diciembre de 2005, Abrakadabra ha sabido situarse entre las opciones más atractivas para el disfrute de las familias cienfuegueras. Comenzó bajo la dirección de Yeni García, y tres años más tarde, en el 2008, Dustin Polo asumió este rol (quien ya era profesor de música en el proyecto). Está integrada por 60 niños y doce adultos (equipo de dirección) que nos brindan una propuesta diferente al interpretar cada obra únicamente por sus niños.

El trabajo consiste en fusionar los lenguajes artísticos mediante la puesta en escena de cuentos infantiles (nacionales e internacionales), clásicos de la literatura infantil universal, así como obras contemporáneas, a través de los cuales demuestran el rescate de tradiciones cienfuegueras y cubanas.

Cuentan con un régimen de aprendizaje donde los niños perfilan su formación artística integral. Gracias a instructores de arte de varias manifestaciones (danza, música y teatro), los pequeños crecen en conocimientos y habilidades que luego dejan plasmadas en las tablas. Además, han aprendido a tocar varios instrumentos musicales, con los cuales, en determinadas obras, han contribuido con las bandas sonoras. La calidad vocal y la interdisciplinaridad de sus integrantes, denota un arduo trabajo por parte de sus formadores.

Según su director Dustin Polo: “Nuestras presentaciones pueden centrarse en una, dos o más manifestaciones artísticas; solistas, dúos o formatos mayores; bailes tradicionales campesinos, afrocubanos, modernos o contemporáneos; teatrales, desde el sketch a obras completas”. Esto demuestra la versatilidad genérica de la que son capaces y que hace de esta compañía un ejemplo de tenacidad y talento. No solo se han limitado a la puesta en escena de obras, sino que han colaborado en diferentes materiales discográficos, así como audiovisuales en la radio y la televisión (televisora local Perlavisión) que han permitido el desarrollo de sus niños.

Son capaces de desdoblarse en disímiles formatos que pluralizan las opciones, las cuales van desde grandes producciones para espacios teatrales consecuentes, hasta los más minimalistas e improvisados escenarios. Su trabajo ha sido reconocido por personalidades e instituciones culturales locales y nacionales, a la vez que han obtenido premios en eventos, festivales y concursos, entre los que sobresale el Gran Premio Escaramujo (único que se ha entregado en la historia del evento).

La compañía responde al interés de premiar al público cienfueguero y nacional con un arte teatral y musical renovado. Evidencian un trabajo arduo con un progreso sostenido, en el que el buen arte se hace con amor y dedicación. Al mismo tiempo han creado mecanismos novedosos, capaces de atraer mayor cantidad de público y en los que, mediante la heterogénea combinación de la conservación de tradiciones de la mano de las generaciones más jóvenes, con cada puesta en escena se escucha un ¡Abrakadabra!… y se hace la magia.

* La autora es Musicóloga y MSc.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir