A sacar la cara, otra vez | 5 de Septiembre.
mié. Jun 19th, 2019

A sacar la cara, otra vez

Para los amantes del fútbol en Cienfuegos el nombre de Didier Castillo Ortiz es sinónimo de entrega, inteligencia, talento y coraje. Precisamente esas cualidades lo distinguieron por años en su rol de defensor de los onces marineros que marcaron una etapa dorada en el balompié nacional. Su pequeña estatura no le impidió mostrar credenciales en el centro de la zaga, y aunque quizás resultó elemento negativo para su llamado a selecciones cubanas, el sempiterno número 4 fue reconocido por todos en el país como un bastión difícil de superar en las inmediaciones de su portería.

Hace algunos años el todavía joven atleta decidió colgar los tacos y encaró una encomiable tarea: asumir el juego desde el banquillo, en funciones de entrenador del equipo sureño de futsal. El primer gran resultado llegó en el campeonato nacional de 2013, cuando sus pupilos se agenciaron las medallas de plata al caer en la final ante los capitalinos, con cerradísima pizarra de dos goles por uno. Entonces Didier fungía como segundo en el cuerpo técnico encabezado por su compañero de mil batallas Noelvis Palacios.

“Ya en la temporada siguiente tomé el mando del plantel y terminamos en el cuarto escaño, lugar que mejoramos en el más reciente torneo, cuando conseguimos el bronce”, rememora mientras reparte orientaciones en el tabloncillo de la Universidad de Ciencias Médicas, donde otra vez los chicos se preparan con vistas a la próxima cita doméstica, pactada para el mes de octubre.

“La celebración del Campeonato Mundial de la disciplina (septiembre, Colombia) obligó a un cambio en el calendario, pues la competencia nacional debía estar efectuándose por estos días de agosto. Ello nos hizo reajustar la preparación, y como los muchachos ya estaban en plena etapa competitiva, en la actualidad nos limitamos a efectuar varios partidos a la semana. A partir de la segunda quincena del mes iniciaremos un nuevo ciclo de entrenamientos, en aras de llegar en óptima forma a la justa”.

Alrededor de 20 jugadores integran la preselección, incluidos ocho que vistieron la franela cienfueguera el año anterior. Destacan los casos del cierre Daniel Hernández y el portero Yasmany Martínez, ambos miembros del seleccionado nacional, así como Dayán Hernández, líder goleador del último campeonato cubano.

“Es un equipo joven, con mucho talento, y nuestro objetivo es volver a ubicarnos en el cuarteto de avanzada, asegura el técnico. La Habana, Granma e Industriales vuelven a aparecer como los principales rivales, pero hemos trabajado fuerte para conseguir otro buen resultado. Hasta ahora la principal limitación ha sido la ausencia de topes, pero tenemos previstos varios choques para agosto y septiembre, fundamentalmente con Sancti Spíritus y los capitalinos”.

Sin dudas los destinos totalmente opuestos del futsal y el fútbol en Cienfuegos llaman la atención, máxime cuando incluso algunos de los representantes de los Marineros también aparecen sobre el tabloncillo.

“Pienso que el trabajo aquí es menos complicado, debido a que es un deporte en el cual la calidad está más concentrada en pocas provincias y, además son menos integrantes. No obstante, sé por dónde viene tu pregunta y te daré mi criterio. Al fútbol cienfueguero le falta unidad, que todos seamos uno solo desde el comisionado provincial hasta el último de los atletas. Si se logra, vendrán por fuerza propia los deseos, la motivación, la entrega, el compromiso. Eso lo hemos logrado en esta modalidad y por ello se cumplen los objetivos trazados”.

Al respecto indagamos sobre actuales rumores que ubican a Castillo en el puesto de preparador físico de los Marineros. “Algo se comenta y para mí es una tremenda sorpresa, pues en verdad no esperaba que contaran conmigo para tamaña responsabilidad. Pero es un precioso reto y me sentiría muy honrado. Esa es la aspiración de todo entrenador de balompié aquí en Cienfuegos”.

¿Extrañas la cancha?

“Muchísimo. Es muy difícil estar sentado en el banco, sobre todo porque apenas cumpliré 31 años y me siento en forma, pero las lesiones me obligaron a tomar esta decisión. A cada rato juego con ellos y en más de una ocasión he tenido que controlar mis impulsos, pues quisiera saltar al terreno en partidos oficiales”.

¿Te ayuda la experiencia como jugador?

“Indiscutiblemente. Puedo decirte que más del 60 por ciento se lo debo a lo que aprendí vestido de futbolista”.

¿Eres exigente?

“Bastante. Sin disciplina no puede alcanzarse nada en la vida”.

¿Saca la cara el futsal por Cienfuegos?

“Escríbelo ahí. Volveremos a estar entre los primeros”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles