A por más papas en 2017

0
1177
La Empresa Agropecuaria Horquita es una de las mayores productoras de papa en Cuba. Foto: Juan Carlos Dorado
La Empresa Agropecuaria Horquita es una de las mayores productoras de papa en Cuba. Foto: Juan Carlos Dorado

Esta semana comenzó la cosecha de la papa en la Empresa Agropecuaria Horquita, del municipio de Abreus. Durante la primera etapa, a concluir antes del 10 de febrero, se prevé la recogida de más de mil 300 toneladas del tubérculo, destinadas al Turismo.

Cienfuegos resultó la única provincia cumplidora en este rubro en la anterior campaña, lo cual propició el incremento del área cultivada hasta alcanzar las 450 hectáreas, así como el aumento del plan, que espera superar esta vez las 9 mil toneladas.

Raudel Rubio Rodríguez, director de la empresa, declaró: “Estimamos un rendimiento agrícola de 17 toneladas por hectárea (t/ha), esta es la exigencia del país para la variedad Romana nacional; ya en una segunda etapa, donde utilizamos semilla de importación, esperamos una mejoría, porque el año pasado llegamos hasta las 22,8 t/ha.

“Las condiciones climatológicas también nos han favorecido no solo aquí, sino con el tomate, el frijol y otras plantaciones, por eso pretendemos cumplir con todas nuestras producciones para 2017”, añadió.

Un total de 40 trabajadores laboran en la campaña. Uno de ellos, Faustino Valero Díaz, gestor de Acopio encargado de velar por la calidad, declaró a 5 de Septiembre: “Yo pienso que la población sí verá más papa, hay mucha más sembrada y está saliendo de la misma provincia”.

En efecto, la actual producción del tubérculo representará un 40 por ciento más que la de 2016. Sin embargo, hasta la fecha solo existen dos destinos claros: el Turismo y la conserva en frigorífico para la fábrica de papas fritas (también para el Turismo); ambos suman 3 mil 700 toneladas. Tendremos que esperar hasta principios de marzo, cuando el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) defi nirá el balance nacional de este cultivo y se decida entonces cuánto llegará a las placitas cienfuegueras.

Dejar respuesta