A la sombra del peligro

3
1119
Foto: Juan Carlos Dorado

Escrito por Juan Carlos Dorado

Quienes transitan por nuestra ciudad, de alg√ļn modo conocen el popular y hoy concurrido parque Enrique Villuendas, donde efect√ļan¬† actividades de todo tipo. Los ni√Īos, al cuidado de sus padres, juegan con pelotas, montan sus bicicletas o simplemente corretean por la acera. La pe√Īa campesina, domingo tras domingo, agrupa a muchos que gustan de las tonadas; otros que necesitan del transporte urbano y una gran mayor√≠a que a diario se sienta bajo la refrescante sombra de los frondosos √°rboles circundantes, buscando conectarse a la Internet mediante la WiFi, todos inocentes del peligro que se cierne sobre sus cabezas.

Justo frente a la parada de las rutas 6, 5, 200 y otras que hacen parte de su itinerario en el parque, se encuentra un √°rbol v√≠ctima de una fuerte descarga el√©ctrica hace m√°s de dos a√Īos.

Hoy, se yergue totalmente seco, con uno de sus dos troncos casi al partirse en cualquier momento y provocar un lamentable accidente.

La planta es de gran tama√Īo, pues mide aproximadamente 12 metros desde su base. Ojal√° nunca ocurra su ca√≠da, y si esta llegara a suceder, no haya que lamentar la p√©rdida de vidas humanas o de recursos.

Quienes tengan que ver con su corte, ya sea Comunales, la Empresa Forestal o el Gobierno, deben actuar con prontitud.

Foto: Juan Carlos Dorado

3 Comentarios

  1. Felicidades, pero cuando se hará un comentario sobre la situación penosa de la basura en toda la ciudad, otroramente llamada la perla del sur, la linda ciudad del mar, pues la limpieza forma parte de nuestra tradición identidad y de nuestro patrimonio intangible, pues el patrimonio no es solo su arquitectura.