1957: A 48 horas del 5 de Septiembre

“Ustedes tendrán la doble y delicada misión de mandar unidades y mandar hombres, rindiendo los esfuerzos en que todos tenemos puestas nuestras esperanzas”. Así se dirigía Fulgencio Batista a los nuevos oficiales de la marina cuya graduación había presidido en la Escuela Naval del Mariel, ceremonia que reseñaba La Correspondencia en su edición del martes tres de septiembre de 1957. Lejos estaba de imaginar el dictador que en apenas 48 horas, emergería de ese mismo cuerpo militar una conspiración que pondría en entredicho la presunta unidad de las fuerzas armadas del régimen.

Omar George Carpi

Omar George Carpi

Periodista del Telecentro Perlavisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir