Tras 20 años de 11-S, y entre cortinas de humo, ¿Biden va a actuar?

Las autoridades de EE.UU. revisarán los archivos sensibles sobre el papel de Arabia Saudí en los atentados del 11-S ante presión pública para desclasificarlos.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de EE.UU. se comprometió el lunes a revisar los documentos sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 para determinar si se pueden desclasificar datos adicionales ante la fuerte presión pública por el desbloqueo de información, según informa la agencia británica de noticias Reuters.

El anuncio del FBI llega después de que más de 1600 personas afectadas por los atentados enviaran la semana pasada una carta al presidente de EE.UU., Joe Biden, pidiendo la desclasificación de información a un mes del vigésimo aniversario de los ataques a las torres gemelas del World Trade Center en la ciudad estadounidense de Nueva York y la sede del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) en Virginia.

El medio señala que los familiares de las víctimas, los supervivientes de los atentados y los miembros de los equipos de rescate en su misiva, además de culpar a Biden de no cumplir con sus promesas electorales de transparencia sobre este caso, le instaron que no asistiera a los actos de conmemoración del próximo 11 de septiembre, a no ser que autorice a que se haga pública los documentos que demuestran la participación saudí en los mencionados ataques.

De hecho, el compromiso del FBI forma parte de una batalla legal de las familias de las víctimas del 11-S contra Arabia Saudí y otros países a los que acusan de complicidad en el atentado terrorista que dejó tras de sí a casi 3000 víctimas mortales.

La Casa Blanca, por su parte, emitió un comunicado de Biden en el que este “acogía con satisfacción” la decisión de reexaminar la clasificación de ciertos documentos. “Como prometí durante mi campaña, mi Administración se compromete a garantizar el mayor grado legal de transparencia y a respetar las rigurosas normas promulgadas [durante el mandato del expresidente demócrata Barack Obama] sobre la invocación del privilegio de los secretos de Estado”.

Ahora cabe esperar si el líder demócrata de verdad está dispuesto a permitir que se revele los documentos en los que se vincula a Arabia Saudí, el mayor socio regional de EE.UU. en cuanto a los países árabes de la zona de Asia Occidental, en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

A tenor de las profundas relaciones existentes entre Washington y Riad, como en lo tocante a la venta de armas y el apoyo estadounidense a la agresión saudí contra Yemen, es difícil imaginar que Biden se atreva a poner en peligro este matrimonio de intereses creado entre ambas naciones por el simple hecho de cumplir su promesa dada a los familiares de las víctimas del atentado, ya que, los réditos económicos apremian sobre los aspectos éticos en una sociedad como la estadounidense, liderada en este momento por el demócrata.

Tomado de HispanTV

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir